Compromiso de Barcelona por la Convivencia

Hace unos años, mas concretamente en 2004, participe de un grupo de Barcelona llamado Ponts de Mediacio, donde se congregaron ideas novedosas e interesantes. Fue un tiempo muy creativo, del cual salio un Congreso de Mediacion importante.

Uno de los productos fue este “Compromiso de Barcelona para la Convivencia,” que ahora he decidido publicar aqui para darle mas difusion. Viendo que en el mundo hace mucha falta la orientacion hacia una cultura de convivencia, invito a leer y comentar este documento.

COMPROMISO DE BARCELONA POR LA CONVIVENCIA

human group

COMPROMISO DE BARCELONA POR LA CONVIVENCIA

EI Compromiso de Barcelona por la Convivencia es un llamado a todas las personas a actuar pacíficamente en los diferentes contextos de la vida cotidiana: familiar, escolar, laboral y comunitario.

Este es, sin duda, un compromiso consciente, responsable, libre e ineludible que cada uno de nosotros tiene con el cultivo de la paz en el planeta.

PERSONAS Y PUEBLOS NOS COMPROMETEMOS, DESDE AHORA A:

1.-Reinterpretar la calidad de nuestras sociedades con relación a parámetros de paz y concordia.

Se trata de identificar y definir aquellos factores que verdaderamente contribuyen a mejorar la calidad de vida de todas las personas, que como miembros de una misma familia, avanzan unidas en el proceso de humanización. La paz y la concordia, entendidas como formas de justicia y salud social, son claros indicadores de nuestro momento evolutivo.

2.-Construir la convivencia desde el diálogo, la escucha y el intercambio.

Vivir juntos supone saber dialogar, entrar en el mundo del otro dispuestos a hacer un esfuerzo de comprensión, necesario para que el intercambio resulte fructífero. Aprender a escuchar y a expresarnos a fin de ser escuchados requiere contención y voluntad de entendimiento, solo así podremos hablar de comunicación auténtica.

3.-Comprender y aceptar los conflictos como retos, oportunidades de aprendizaje y motor de progreso.

Los conflictos forman parte natural de la vida de todas las personas, por tanto no se trata de negarlos ni de evitarlos, sino de afrontarlos de forma consciente y madura, desde el convencimiento que el reto nos abrirá múltiples oportunidades de cambio que generarán nuevos horizontes.

4.-Emplear formas creativas de superación de problemas y dificultades.

La búsqueda de alternativas en situaciones de desacuerdo, carencia, oposición o pérdida, pone en evidencia que la capacidad creativa de los seres humanos es aplicable al ámbito social, político y cultural. La invención de fórmulas originales en las que se contemplen y respeten a todas las personas por igual evita daños y humillaciones innecesarias.

5.-Impulsar el espíritu de la mediación y la transformación positiva de los conflictos, lncluso desde instancias y poderes públicos.

Las instituciones públicas han de trabajar codo a codo con la ciudadanía que reclama la difuslón y generalización de mecanismos pacíficos para la gestión de los conflictos. La complicidad de los poderes públicos y privados con los individuos es un requisito indispensable de cara a la práctica de la mediación y la difusión de su cultura, en tanto que proceso regulado y efectivo de transformación social.

6.-Renunciar a cualquier forma de violencia bien sea directa, estructural o cultural.

Todas las personas debemos estar dispuestas a erradicar la violencia de nuestras mentes, corazones y espíritus. La violencia muestra el dolor y la impotencia de aquellos que la ejercen y de los que la reciben y, generalmente, tan solo engendra más violencia.

7.-Potenciar el desarrollo humano como verdadera fuente de riqueza y felicidad.

EI capital humano es el recurso más valioso del planeta, y es por eso que se debe favorecer al maximo que cada persona y cada comunidad, Iibres de obstáculos innecesarios y enfrentamientos Inútiles. disfruten de oportunidades de crecimiento y evolución en el mayor número de direcciones imaginables.

8.-Apreciar nuestra diversidad reconociendo y compartiendo puntos de vista, sentimientos, culturas y valores plurales.

EI patrimonio humano está constituido por un mosaico de piezas que, lejos de ser fijas, son intercambiables, móviles y combinables. La apreciación sincera de la propia manera de ser y de entender el mundo ha de hacer personas suficientemente generosas para ofrecer y aceptar nuevas configuraciones sociales.

9.-Convertirnos en ciudadanos y ciudadanas del mundo, no indiferentes y activos participantes.

La implicación y participación en la vida colectiva a favor de una convivencia basada en el respeto y la solidaridad, contraria a la indiferencia y a la exclusión, es una tarea de todas las personas como individuos, como miembros de una comunidad y como seres planetarios. Sólo el ejercicio activo del civismo ético nos puede garantizar una convivencia plena.

10.-Escribir la propia historia viviendo en paz y armonía con el entorno.

Llevar una vida digna, de la que las personas y pueblos nos sabemos protagonistas, supone la libre elección de formas de relación con los otros y con el entorno que, arraigadas en el individuo y en el grupo, conectan armónicamente con el medio. Es en esta confluencia donde surgen los espacios para vivir y convivir en paz.

Barcelona, 15 de junio de 2004

PONTS DE MEDIACIO-ASOCIACION INTERNACIONAL PARA LA GESTION DEL CONFLICTO

Copyright © inter-mediacion.com